lunes, 25 de mayo de 2009

Dibujos Animados

¡Hola amigos! En esta ocasión quiero que todos saquéis el niño/a que lleváis dentro, sí, os traigo unos personajes de dibujos animados, algunos os traeran buenos recuerdos de vuestra infancia, otros os traeran recuerdos de la infancia de vuestros hijos, sea como fuere, aquí os los traigo para que nunca nunca perdamos ese niño que todos llevamos o deberíamos llevar en nuestro interior.




De paso quiero compartir con vosotros este pequeño escrito. Por cierto, todos estos dedales han sido regalo de mi Granada particular.




¿Cuándo dejé de amar a Mickey Mouse y de creerme que era tan fuerte y poderosa como Las Supernenas? ¿Cuándo dejé al Correcaminos corriendo detrás del Coyote? ¿Cuándo abandoné el cola cao por café, los refrescos por alcohol o los cigarrillos de chocolate por los de nicotina? ¿Cuándo dejé de gritar a los cuatro vientos “biennnnnnnn” a la pregunta de “¿cómo están ustedesssssss?”? ¿Cuándo dejé de adorar a los muñequitos de peluche? ¿Cuándo dejé de entusiasmarme con las películas de Disney? ¿Cuándo dejé de poner los zapatos en el balcón para que los Reyes Magos me pongan los regalos? ... ¿Cuándo perdí esa niña que tenía dentro? Estas son las preguntas que mucha gente se hace, y tristemente no saben dar una respuesta porque no saben exactamente cuándo y cómo ocurrió, sólo saben que ocurrió. Yo, sí puedo darla, mi respuesta es NUNCA. Sí amigos, me ha costado lo mío pero hoy puedo decir a boca llena que sigo amando a Mickey Mouse, que hay días que me siento como una auténtica Supernena, que me sigo riendo con las historietas del Coyote y el Correcaminos, que sigo tomando cola cao, refrescos y todo tipo de chuches de chocolate, que aún respondo biennnnn cuando oigo ¿cómo están ustedessssss?, que adoro a mis muñecos de peluche, que aún me emociono con las películas de Disney, que todos los años pongo mis zapatitos en el balcón para los reyes magos … que no he perdido a la niña que llevo dentro, y lo más importante, que sé que esa niña me acompañará el resto de mi vida, que reirá y llorará conmigo, y que si alguna vez deja de existir será porque mi estrella habrá dejado de brillar.

Amigos, no dejéis nunca de mirar al mundo con los ojos de niño. Besos dedaleros para todos

1 comentarios:

"Premio Maria Amelia López Soliño" dijo...

Desde el blog en apoyo al “Premio Maria Amelia López Soliño” a la mejor bitácora escrita por una persona de la tercera edad, te agradecemos el cariñoso comentario de condolencia dejado en su blog y te animamos a estimular a los más mayores a seguir su ejemplo.

Totalmente de acuerdo con mirar el mundo con ojos de niño!

Un saludo afectuoso.